Gestión de información de clientes

El contexto de todas partes: el Internet de las cosas y la explosión de los datos

Cuando ejecuta el análisis en los datos recopilados del cliente, puede predecir el comportamiento de los clientes en términos de qué compran y cuándo, cómo, dónde y por qué lo hacen.

Aproximadamente a mediados de la década del 2000, el porcentaje de crecimiento de la cantidad de dispositivos conectados a Internet, en mayor medida computadoras y teléfonos móviles, comenzó a dejar atrás al crecimiento de la población mundial. Hacia 2008, había más dispositivos adecuados para conectarse a Internet que personas en el mundo. 

Esta tendencia se acelerará; sin embargo, las computadoras personales y los dispositivos móviles no encabezarán la próxima etapa. De acuerdo con Gartner, hacia 2020, habrá 26 mil millones de dispositivos móviles y otros equipos, sin incluir las computadoras, conectados al Internet de las cosas (IoT), cualquier cosa: desde t a equipos de diagnóstico médico y pelotas de básquetbol.

A pesar de su exuberancia, estas cifras solo rozan la superficie. Cisco estima que el tope del crecimiento desmedido del Internet de las cosas podría ser tan grande como un total de 50 mil millones de dispositivos para 2020, mientras que IDC propone una cantidad descomunal con una predicción de 212 mil millones.

El único aspecto del IoT a considerar que será mayor aun será la oleada de datos desencadenados. El IoT no descansará nunca: miles de millones de elementos adecuados para conectarse a Internet se convertirán en recopiladores de datos y producirán un diluvio de información. Este flujo constante de datos podrá proporcionar información de contexto y comentarios y opiniones en tiempo real acerca de los clientes.

¿Cómo pueden aprovechar las empresas todo este potencial sin ahogarse en el intento?

El dilema del diluvio de datos no es nuevo

Mucha de esta sobrecarga de información se obtendrá en forma de “datos obsoletos”. Tal como escribió Pitney Bowes la semana pasada, el concepto "datos obsoletos" (desarrollado antes del crecimiento del IoT) se utiliza para la información que las empresas recopilan y almacenan pero que, con frecuencia, permanece prácticamente estancada ya que no se utiliza con fines analíticos. Entre los datos obsoletos se incluye la información demográfica del cliente, los antecedentes de compras y los niveles de satisfacción o bien, datos generales sobre el producto.

Piense en todo el potencial que se encuentra almacenado en sus datos obsoletos existentes.

Cuando se utilizan de forma selectiva, por ejemplo, con el propósito de comprender a los clientes, los datos obsoletos se vuelven esenciales ya que permiten obtener perspectivas adicionales con mayor eficacia.

Sin embargo, nos preguntamos si es posible que existan casos en los que tanta información pueda resultar poco útil, cuando se administran datos. La Internet de las cosas puede propiciar la creación de nuevas oportunidades para las empresas que utilicen esta información en forma adecuada o bien, profundizar y esconder aún más los datos obsoletos para aquellos que "acaparan" datos innecesarios.

Sea un descubridor de datos y no un acaparador

A medida que el Internet de las cosas se expande, los observadores de la industria se han dado prisa en hacer sonar la alarma. Algunos están tan preocupados por la sobrecarga de datos y las vulnerabilidades de seguridad resultantes que han solicitado la sanción de una Declaración de derechos que rija el modo en que se recopilan y comparten los datos en todo el Internet de las cosas.

Incluso si estos esfuerzos a gran escala surten efecto, la responsabilidad de no convertirse en "acaparadores de datos" recaerá, en última instancia, en las empresas propiamente dichas. Pitney Bowes ayuda a las empresas a adoptar una mentalidad estilo "úsalos o descártalos" con respecto de los datos obsoletos. En lugar de ahogar a las empresas en más datos, las ayudamos a bucear por la información y a utilizarla en forma selectiva con el fin de transformarla en información práctica.

A modo de ejemplo, con nuestra poderosa plataforma de análisis, Spectrum Uplift™, las empresas pueden aprovechar al máximo la información acerca de los mercados objetivo claves y los antecedentes de compra de los clientes, para identificar a los clientes "influenciables", quienes serán más fáciles de convencer mediante acciones de marketing, en lugar de malgastar recursos en los clientes "obvios" (aquellos que seguramente comprarán sin importar la estrategia), los clientes "causa perdida" (aquellos que no comprarán) y los clientes "irritables" (aquellos que podrían reaccionar en forma negativa).

Sin una herramienta que permita agregar datos y determinar tendencias y patrones, la información utilizada para elaborar estos segmentos valiosos de mercado quedaría flotando si propósito alguno. Este enredo de datos es lo que distrae a las empresas y les impide ejecutar, incluso, las prácticas básicas de análisis de datos que eran habituales antes de la evolución del Internet de las cosas. Esta es una ventaja competitiva que no puede ponerse en riesgo.

Los datos obsoletos contienen una cantidad de información valiosa y, con las herramientas adecuadas, las empresas pueden descubrir todo su potencial.

Obtenga más información en: http://blogs.pb.com/digital-insights/2014/04/28/internet-things-big-data/#sthash.WhNR2h7e.dpuf